SEAP ha respetado siempre este principio y ha fabricado mobiliario para establecer nuevas pautas. Uno de ellos es la recepción CUÑA.