Su intención es convencer más que persuadir; tiene estilo sin restar comodidad, es juvenil pero equilibrado. Combina las últimas tendencias con cualidades tradicionales, como el confort y la practicidad.